lunes, 9 de junio de 2014

Happily Ever After - He is we

¿Sabes?, tengo miedo, miedo de lo desconocido, de lo que no puedo controlar, de fracasar, de que todo salga mal. Tengo miedo de que todo esto sea un sueño y mañana cuando me despierte se haya esfumado y tan solo quede yo, en medio de la nada, en medio de un desierto no tan desierto, por el que vagan mis más temidos fantasmas.

Ya sé que me dijiste que tenía que ser valiente, que para eso estoy aquí, para llegar a lo más alto, pero es todo tan difícil. Hay días en los que no puedo; me gustaría poder enfrentarme a todas las tormentas que se interponen en mi camino, pero son tormentas que en verdad parecen huracanes.

Supongo que solo me siento segura rodeada de esos inmensos rascacielos formados de libros, sentada encima de la alfombra y con tu simple compañía. Supongo que mi felicidad es más simple de lo que pienso, y que soy yo la que creo las nubes acompañadas de rayos y truenos. 

Puede que sea hora de crear mis propias puestas de sol, mis propios atardeceres y mis propios días de lluvia al lado de una chimenea.

                                                                                                                             De Mi para Mi

Muchas veces unas cosas llevan a otras y aflora ese dolor que no conseguimos expresar a nadie, ni siquiera a nosotros mismos.



Después de casi un año sin abrir blogger, he vuelto, con mucha mas ganas y desgraciadamente con menos inspiración, esa que segundo de bachiller me ha quitado y que espero que las vacaciones y el verano me devuelvan. 

2 comentarios:

  1. Hola preciosa! enconre tu blog por casualidad y dejame decirte que me encanta, me pasare muuuy a menudo por aqui y espero que tu en el mio.
    Con respecto a la entrada, que lindo eso de hacerse una carta a ti misma, creo que es lo mas lindo. Y creo que no tiene nada de malo tener miedo aveces, pero solo hasta ahi, hay que ser fuerte y DALE PARA ADELANTE pequeña :)
    Un besito enooooorme

    ResponderEliminar
  2. ¡No sabes cómo te entiendo! Yo también abandoné mi blog el año pasado y he regresado ahora, después de que segundo de bachillerato acabase con casi todas mis fuerzas. Sólo puedo decirte que ahora es el momento de seguir escribiendo (este verano promete inspiraciones) y no tengas miedo de las tormentas, que a menudo no nos damos cuenta de que están dentro de nosotros.

    ¡Besitos!

    PS: ten cuidado con los rascacielos de libros, son preciosos y muy acogedores, pero a veces se derrumban.

    ResponderEliminar