martes, 12 de marzo de 2013

Palabras eternas.

Hacia tiempo que había dejado de escribir, el cuaderno aguardaba escondido en la mesa a ser de nuevo rozado y la pluma echaba de menos el contacto de la tinta. Y él... él la echaba de menos a ella. Se podría decir que se encontraba como Neruda en su poema XX, podría escribir los versos mas tristes esta noche, o eso era lo que sentía hasta que tenia que enfrentarse al papel, entonces las palabras huían corriendo y su corazón se sumía en la mas absoluta soledad. Al mirarse al espejo poco quedaba de aquel hombre apuesto, solo veía un reflejo distorsionado por las grietas del cristal en el cual ya no se reconocía. Sus brillantes ojos verdes se habían apagado, su picara sonrisa se había mudado y no había vuelto por allí, y aquel pequeño hoyuelo que le salia al reírse yacía olvidado, sin ganas de salir. La ciudad también parecía echarla de menos, la luna había perdido su luz, los pájaros ya no cantaban al compás del amanecer y el sol ya no quería ofrecer bonitos atardeceres. Todo se había parado, la vida, la ciudad, su alma. Añoraba sus mejillas salpicadas de pequeñas pecas, aquella dulce risa que llenaba la habitación como con notas de piano, sus ojos, aquellos ojos marrones que hacían que se olvidara de todo, incluso de quien era. Ella se había ido, ¿acaso algo mas importaba? Su musa se había marchado, su amada ya no volvería, no había vuelta atrás. Pero sabia que en su memoria siempre seguiría viva, por eso decidió que en cada próximo verso que escribiera, en cada acento y en cada coma, en cada punto y final ella seguiría existiendo. Porque el nunca iba a permitir que ella muriera, siempre viviría, hoy y siempre. Porque la poesía nunca muere. 


 
Después de semanas desaparecida ya vuelvo por aquí, los exámenes y los trabajos me robaban todo el tiempo así que hoy por fin he vuelto a escribir, y la verdad que como lo echaba de menos...


10 comentarios:

  1. THAT´S AMAZING! De verdad, precioso texto :) ha merecido la pena esperárte! BESAZOS

    ResponderEliminar
  2. Y la verdad que te ha quedado genial. Me recordó al poema de Bécquer, el de habrá poesía. Supongo que llevan razón, que nunca muere, y que los únicos con el secreto de la inmortalidad son los poetas y los escritores.
    Besos(:

    ResponderEliminar
  3. Precioso, el final ha sido maravilloso "la poesia nunca muere"
    Un ¡¡besazo!!

    ResponderEliminar
  4. genial!! me gustó mucho de verdad!!

    un besooo

    ResponderEliminar
  5. ME ENCANTOOÓ :)
    Volver literatura a la persona que amas/extrañas ♥
    ¡Bueno uso de palabras!

    ResponderEliminar
  6. Supongo que no hará falta ni decirte que me encanta. En serio, leerte es increíble, transmites muchísimo. Un beso preciosa <3
    http://vivirconlaausencia.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Bua, qué preciosidad de texto!
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo contigo. La poesia nunca muere. Me encanto tu texto pero sin duda me quedo con el final. Un besito =)

    ResponderEliminar
  9. hola! me gusta mucho tu blog! te sigo! pasate por el mio y sigueme si te gusta porfis :)

    ResponderEliminar
  10. Joder es muy bonito en serio amo tu blog demasiado :3

    ResponderEliminar