jueves, 1 de noviembre de 2012

¿Se puede aprender a sufrir?

Podía ver como se movía su reflejo en el río, como cada vez que venia una corriente desaparecía, para al segundo volver a recomponerse. Sus ojos cansados, sus ojeras, decían que las cosas no estaban bien, pero su sonrisa forzada se afanaba en demostrar lo contrario. Intentaba distraerse mirando el recorrido de aquellas hojas que habían sido sorprendidas por el dulce otoño, escuchando el canto de los pájaros, ese que incitaba a cerrar los ojos y a acompañarles en su vuelo. Todo esto para evadirse de su dolor, ese que no se marchaba. No sirvió de nada, cuando se dio cuenta las lagrimas ya estaban descendiendo por sus mejillas, mojando sus labios, uniéndose a la vida del  río. Sus ojos se encontraban inundados como en tantas otras ocasiones, su corazón hundiéndose cual Titanic. Pero sabia que mañana, la vida le ofrecería otra carta, una mejor. La aprovecharía al máximo, mordería la rabia, se tragaría el dolor, y sonreiría, esta vez de verdad. Pero todo esto lo haría mañana
El problema era que eso era lo que se decía siempre.


11 comentarios:

  1. ME ENCANTA. Esta entrada es preciosa, parecía estar viendo lo que ocurría. Escribes genial, en serio, te lo habré dicho cien veces más pero nunca me cansaré de hacerlo. Un beso enorme <3
    http://enesteladodelmarr.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. tus textos son increíbles y la foto del final les da siempre el toque perfecto :) gracias por tu comentario!!
    10000 besitos!

    xx

    http://coolerthanyourlove.blogspot.com.es ♥

    ResponderEliminar
  3. Me encanto, es tristemente bello, Lo que mas me dolio fue lo ultimo, "el problema era Que eso se decia siempre" me hizo sentir su dolor de una forma muy cercana, meterme en el ambiente, hermoso...
    Un beso enormee :)

    ResponderEliminar
  4. Graciias por seguir mi blog el tuyo tambien me encanta. Me encanta como escribesssss
    Besitoss (L)
    Pauliis"19
    justtakeapieceofsmile.blogspot.es

    ResponderEliminar
  5. no,no,no,no.
    no podemos aprender a sufrir porque no estamos hechos para sufrir
    igualque no aceptamos la muerte porque no estamos hechos para morir.
    aprender a vivir con ello es otra cosa.....
    profundisimo texto...te admiro!!!!
    lovecrazylive.blogspot.com
    pocierto paulita ;9 k t he pillau por akii :3

    ResponderEliminar
  6. Me encanta tu forma de escribir, sinceramente. Creo que ya te lo habia dicho, pero me encanta cada vez más & las fotos que acaban cada entrada, no se proque siempre son las acertadas(:
    besitos
    xx

    ResponderEliminar
  7. Bravo.
    La entrada en sí me ha encantado, y la última frase...
    Identifico al mundo en general en ella.
    ¡Un beso! ;)
    Destello.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por visitar mi blog:)
    Me encanto la entrada, no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy.
    Te sigo, suerte, un beso!

    ResponderEliminar
  9. Hola cielo, ¿que tal todo?, muchas gracias por haberte pasado por el Blog, siento comentar tan tarde pero... estuve sin tiempo para escribir y eso jaja.

    Yo creo que la edad en si no debería dificultar las cosas si no más bien la opinión de la gente, me imagino comentarios en plan: - ¿Pero no te das cuenta de que eres muy pequeña para él? o - ¿Y cuando seáis más mayores y se note la diferencia? y siempre respondo lo mismo: Lo que tenga que pasar, pasará.

    Un besito y perdona por este comentario tan grande jaja

    ResponderEliminar
  10. Ha sido precioso leer tus palabras. Sí, yo creo que aprendemos a sufrir. La vida nos ofrece hechos y nosotros somos los que decidimos cómo tomarlos. Y cuando las lágrimas ya forman parte del río, no sé sabe. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. creo que podemos acostumbrarnos a sufrir.

    ResponderEliminar