domingo, 11 de marzo de 2012

Se alquilan sueños, me he cansado de tenerlos.

Fui una ingenua, una idiota, una gilipollas, por pensar que tu, con tu sonrisa perfecta y tu mirada sobrecogedora, serias distinto. Pero no, una vez mas me he llevado el batacazo, la gran ostia, he vuelto a tropezar con la misma piedra como llevo haciendo toda mi vida. Tantas y tantas lagrimas derramadas por ti y ¿para que?, para nada, al fin y al cabo no te las merecías, como tampoco te mereces mis sentimientos, todo lo que siento por ti, todas las noches soñando contigo, ni todos los pensamientos que surgen cuando te veo. Y ¿sabes que?, me gustaría odiarte, ¡quiero odiarte!, pero por mas que lo intento, no puedo. Triste, ¿verdad?...




No hay comentarios:

Publicar un comentario