viernes, 10 de febrero de 2012

Fix my heart

Y es que ya ni me molesto en pensarte, no merece la pena. Hace tiempo que todo esto se acabo, pero yo como siempre y como una tonta, no me di cuenta hasta ayer. Rompiste mi corazón, queriendo o sin querer, pero eso ya no importa. Y ni siquiera te molestaste en recoger los trozos que quedaron tirados en el suelo. Y yo, aquí sigo, esperando a que otro venga a recoger los trozos y pegarlos. Y por ultimo a romperme el corazón.


1 comentario:

  1. Me parece bien que te hayas dado cuenta de que no merece la pena estar mal, aunque cueste al menos ya has visto la realidad:)
    Y no pienses negativo, quizá el siguiente le de mil vueltas aunque luego acabe habrá sido bonito:)
    Un besazo Clau<3

    ResponderEliminar