jueves, 29 de diciembre de 2011

Remenber you and me

Notas sueltas de la sinfonía VII de Beethoven suenan a lo largo de la habitación, mariposas molestas no paran de revolotear por mi estomago, el móvil no suena, debes de ser tu. Tu y tus idas y venidas, tu y tus caprichos, tus flechazos y tus aventuras. Todo eso ¿para que?,  para que vuelvas otra vez, como siempre. De rodillas y con la cabeza agachada, pidiendo una oportunidad mas, recitando una y otra vez cuanto has cambiado, lo bueno que eres, vendiéndote como el príncipe perfecto de aquel cuento de Cenicienta. Y ¿para que?, para que yo vuelva a caer en tu red, en tus mentiras, y me desmaye en tus brazos, pues NO, esta vez eres tu el que esta llorando desconsolado, ahora, suplicando por una nueva oportunidad, hasta que de repente te levantas y dices que encontraras a otra mejor y que no te hago falta para nada. Bonito orgullo cariño, pero para la próxima vez intenta que tu orgullo se refleje también en tus ojos, por que en ellos yo solo veo desolación. Ya era hora de que  te pagaran con la misma moneda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario