jueves, 18 de agosto de 2011

Él como ser distinto te enfrenta a los demás

Tú: distinta, diferente, especial...pero nunca rara. Ese es un adjetivo bastante odiado por mí. Ellos. Los demás. Borregos incansables de seguir modas, de no crearlas y hacerse seguir. Todos van en manada, a lo mismo. Aquello que les enseñan desde pequeños, a seguir a los demás. Gente sin personalidad alguna, sin ningún reto, que carecen de alguna cualidad que les haga especiales, que les identifique como personas. Sin embargo, si eres diferente, te llaman rara. Que la gente te llame rara, llegas a asumirlo. Pero tiene su parte buena. Ellos pasan de largo, nadie se fija en ellos. Ser especial, es lo que verdaderamente vale, que no te digan lo contrario. Si eres diferente, dejarás huella.


No hay comentarios:

Publicar un comentario